Se confirma la gran Fuerza de la Vida Humana Naciente: El caso único de una bebé que nació tras pasar 4 meses en el vientre de su madre muerta.