La historia de los niños que si nacieron, a horas de la votación del proyecto de aborto

La historia de los niños que si nacieron, a horas de la votación del proyecto de aborto

Revisamos tres testimonios de mujeres que tuvieron a sus hijos pese a pronósticos negativos. Hoy continuará la votación del proyecto de aborto en tres causales hasta total despacho, donde se abordará el acompañamiento. Queda pendiente abordar políticas de acompañamiento para quienes decidan tener a su hijo.

La discusión sobre la legalización del aborto entra en su etapa final. Hoy martes, el senado deberá dar total despacho al proyecto de ley, instancia que comenzará a las 15:00. Esto luego de que durante la jornada de ayer, comenzara esta votación a las 16:00 horas, la que se extendió hasta las 21:00. Una de las principales aristas de este proyecto es el acompañamiento a la mujer, luego del procedimiento.

Las dos caras de la moneda

Durante los años que se ha discutido este proyecto, se han visto distintos puntos de vista y debates valóricos entre quienes defienden el derecho a interrumpir un embarazo en etapa temprana, y quienes consideran que eso atenta contra la vida de un ser en gestación.

Para poder exponer esta realidad, la comunidad Testimonios por la vida ha expuesto a través de su página web y de un reciente libro, la historia de niños que si nacieron. Cuentan con casos de niños cuya historias están relacionadas con las tres causales que considera el proyecto de ley. Así mismo, en enero de este año la organización Miles lanzó una campaña similar, pero con la otra cara de la moneda: historias crudas de mujeres que tuvieron graves complicaciones por no contar con una ley que regule el aborto.

Riesgo de morir

En esta historia, la vida de la madre corría peligro.

“Me hospitalizaron con embarazadas y con mujeres que habían perdido a sus bebés. Eso me aferró más a mi guagua, no la quería perder por ningún motivo”. Esta frase es parte de un testimonio de una madre a la que declararon en riesgo vital. Sin embargo, ella decidió continuar con su embarazo y nació su hijo Vicente. “Me alegra la vida, él ha sido mi fuerza y mi razón de vivir y de luchar contra el cáncer”, señala esta mamá, terminando su relato con la recomendación “nunca pierdan la esperanza”.

Una de las causales de aborto que son parte del proyecto de ley, señala que en caso de existir riesgo vital de la madre, se podrá dar término al embarazo. Sin embargo, el llamado de esta madre es a seguir adelante. Vicente tiene retraso psicomotor, de lenguaje y problemas de control de esfínter. El actualmente va a la Teletón y va avanzando de a poquito. “Hay que tener mucha paciencia y amor con ellos, pero para mí Vicente es mi mayor bendición”, señaló esta madre.

“Sin ella esta pesadilla me hubiese matado”

Ser madre de un hijo que es producto de una violación ha de ser fuerte. El relato que compartiremos a continuación, también lo es. “Hace 6 años atrás cometí el error de caminar tarde sola. Tres tipos me subieron a un auto y me llevaron lejos. Mientras íbamos en camino me golpearon y manosearon, llegamos a una playa desierta donde a golpes me bajaron me quitaron la ropa y me violaron por no se cuantas horas”.

Su embarazo fue producto de una violación. Sin embargo, quiso seguir adelante. / Agencia Uno
La joven que protagoniza este relato, señala que la violación se realizó de manera carnal, pero también con objetos como botellas. “Yo solo rogaba que me mataran pronto”, agrega. Fue golpeada brutalmente, al punto que le quebraron costillas. Al poco tiempo descubrió que estaba embarazada. El proceso fue duro. La mujer de este relato estaba casada y seguir adelante con su embarazo le costó su matrimonio. Ella sentía que esta niña que venía en camino, también era parte de ella y no solo del violador.

“Al principio no quise verla pero después de unas horas y de llorar mucho pedí que me la llevaran y fue amor a primera vista. Hoy mi niña ya tiene 5 años”. La protagonista de esta cruda historia aún no ha querido abordar el tema con su hija. “Ella ahora me pregunta por su papá porque ve a otros niños y a su hermano salir con su papá, yo le digo que ella es solo mía que no tengo que compartirla con nadie”.

Incompatible con la vida

La protagonista de esta historia saltó de alegría el día que el test salió positivo. Esa alegría fue tapada por una nube gris en un control. Durante una ecografía, el ginecólogo empezó a decir a la chica que hacía el informe “higroma quístico en la nuca y en el cuello. Incompatible con la vida”. “En ese momento gira su rostro hacía mí y me dice ‘aprovecha que estás acá para hospitalizarte y hacerte un aborto, para que esperar más? Te saldrán estrías””, relata la mujer.

La protagonista comenzó una intensa búsqueda: un profesional que creyera que el diagnóstico podía cambiar. “Pasé por varios gines que me decían que efectivamente era incompatible con la vida, hasta que llegué a uno que nos dijo que era incompatible, pero que aún así, podría pasar un milagro. El tiempo pasaba y mi guatita crecía, al igual que el higroma”.

Sin embargo, esta mamá siguió adelante. “Fuimos al ecógrafo, porque no se escuchaban los latidos, fue cuando me dio la noticia”. Con casi 24 semanas de embarazo, la protagonista de esta historia señala que conoció “el amor más grande por primera vez”. Su hija había fallecido en el vientre. “Pedí verla. Su cuerpecito de 23 cm y sus 490 gramos me llenaron de admiración”. Ha pasado mucho desde lo que pasó con Natasha hace unos años atrás.

Esta mamá se casó con su pololo y tuvieron otro hijo, sin olvidar jamás a Natasha. Tiempo después perdió una segunda guagüita, con un diagnóstico similar. Sin embargo, lograron estar un corto tiempo con esa bebé llamada Isabella. Pese a que todos ven que su familia esta compuesta de a tres, ellos se han encargado de enseñar y explicar que los Álvarez Morgado son cinco.

Los relatos en un libro

Las fundadoras de Testimonios por la vida, han querido reunir todas estas historias en un libro. “Sabemos que las mujeres que hoy abortan en nuestro país no lo hacen por caer en alguna de las tres causales, sino porque no se sienten capaces de enfrentar la maternidad en ese momento dado”, señaló a Publimetro Constanza Saavedra, una de las fundadoras.

“Hemos recibido más de 1.700 Testimonios, tanto de historias que caen en algunas de las 3 causales (violación, riesgo materno e inviabilidad), como de embarazos vulnerables por otros motivos y también testimonios de mujeres que abortaron”, agregó. “Nos han escrito mujeres que, solo leyendo alguno de los testimonios publicados, han desistido de abortar porque se identifican con las historias y se dan cuenta de que no están solas y de que se puede superar esa situación. Otras veces, basta que alguien las escuche para hacer un impacto en sus vidas”, nos explicó Josefina Leimatre, la segunda fundadora del proyecto.

El libro, “Testimonios por la vida: Cada vida importa” tiene un valor de 5.000 y puede conseguirse en las librerías PROA. Sus 159 páginas contienen 80 historias recogidas por esta comunidad online, y también se relata la historia de esta iniciativa.